La Memoria 2007 de la AEPD, además de las cifras de denuncias, sanciones y actuaciones, presenta este año, como novedad, un apartado dedicado a impartir una serie de recomendaciones, tanto normativas como ejecutivas, dirigidas especialmente a los poderes públicos, que van encaminadas a que estos sienten las bases para tutelar la privacidad de los usuarios de sus servicios y adecuar activa y efectivamentemente su organización interna.
Las recomendaciones se dividen en dos grandes grupos. Por un lado están las recomendaciones normativas que tienen como finalidad promover en los organismos públicos:
  • El establecimiento de sistemas de denuncia interna en las empresas por los trabajadores
  • El desarrollo de procedimientos que permitan proteger, de forma compatible con el derecho de protección de datos, los derechos de autor
  • Una regulación normativa que permita publicar las sentencias de órganos jurisdiccionales de forma que no ponga en juego el anonimato de quien las dicta o de alguna de las partes

Por otro, tenemos las recomendaciones ejecutivas, que ponen de manifiesto las que son, en opinión de la Agencia, las líneas maestras que deberán observar las administraciones de cara a una efectiva adecuación de sus actuaciones a la normativa vigente en protección de datos:

  • Plan de protección de los datos personales de los menores en Internet
  • Iniciativa de impulso de cautelas especiales para evitar el intercambio de datos personales sensibles en Internet a través de redes P2P
  • Acción de orientación ciudadana sobre la utilización de garantías de confidencialidad de los destinatarios en el envío de correos electrónicos
  • Plan de Promoción de Buenas Práctyicas en garantía de la privacidad en todos los Boletines y Diarios Oficiales
  • Estrategia Local dirigida a adecuar la instalación de cámaras para el control del tráfico a la normativa de protección de datos personales
  • Promover la Autorregulación en los medios de comunicación para garantizar la privacidad y la protección de los datos personales

Como se puede observar, más que unas simples recomendaciones, constituyen un plan de trabajo en el que la Agencia tiene pensado involucrarse. Me parecen objetivos muy necesarios, pero a la vez muy difíciles de conseguir teniendo en cuenta la poca colaboración que suele haber entre organismos públicos y la escasa concienciación de éstos, y especialemente las personas que los componen, en materia de protección de datos hasta el momento.

En los próximos posits iré desgranando, una a una, las recomendaciones y planteando supuestos e ideas acerca de por qué vías podrá ir encaminada encaminado cada asunto. Se aceptan sugerencias y colaboraciones…