Hoy publica el diario La Razón mi comentario a la Sentencia del tribunal Supremo por la que se legitima el acceso al perfil de Facebook de una madre  que sospechaba que su hija estaba siendo víctima de un delito de abuso sexual. La madre accedió al perfil de la niña, no se aclara si con su consentimiento pero no consta oposición de la menor, para descubrir los hechos y ponerlos en conocimiento de la Policía. El abusador recurrió la sentencia de instancia alegando que se había menoscabado el derecho a la intimidad de la menor por parte de su madre.

A modo de guía para padres podemos establecer:

  1. Menores de 14 años deben tener el consentimiento de padres o tutores para crear cuenta en una red social.
  2. Mayores de 14 pero menores de 18 años pueden crear perfiles en redes sociales sin recabar ese consentimiento.
  3. En todos los casos anteriores, los padres deberán mantener indemne la intimidad de sus hijos en esas redes, como norma general.
    1. Excepción: que tengan indicios suficientes para creer que sus hijos están siendo autores o víctimas de un delito. Es necesaria esta sospecha, los padres no podrán controlar las comunicaciones de sus hijos de una manera “preventiva” sino reactiva.
    2. Forma de acceso: siempre pidiendo la colaboración del menor o, en su caso, del ministerio fiscal tras la presentación de denuncia.
    3. Límites: no se podrán utilizar medios informáticos ilícitos para vulnerar la seguridad de la cuenta o conseguir la información.
  4. En caso de que existan estas sospechas es recomendable dejar constancia de las evidencias que puedan servir de prueba en un juicio posterior y acudir a presentar denuncia lo antes posible. Tanto Policía Nacional como Guardia Civil cuentan con equipos especializados en persecución de estos tipos de delitos cometidos por medios telemáticos.

En el siguiente enlace se puede acceder al artículo completo y mis comentarios sobre la sentencia recogidos en el mismo.

* Nota de prensa de Poder Judicial y enlace al texto completo de la sentencia.